5 tips para pasar GRATIS el calor santiagueño

santiagueño_panama
Santiaguino, santiagués, santiaguense?!
10 noviembre, 2017
Santiago del Estero es único en el mundo
28 noviembre, 2017

5 tips para pasar GRATIS el calor santiagueño

El verano se acerca cada vez más y con él llegan las temperaturas medias de 50° en nuestro bello pero ardido Santiago del Estero. También llegan las no menos importantes boletas de luz y agua. Si bien algunas personas pueden darse lujos, otros no contamos con las facilidades económicas para paliar el calor santiagueño.

Para todos esos amigos santiagueños que prefieren ahorrarse unos pesos, les dejamos estos trucos 100% comprobados y gratuitos para no sufrir el calor bajo ningún concepto.


  1. Ir a la plaza cuando abren los regadores

    Todos tenemos una plaza de confianza y cercana donde podemos ir a tomar mates, pasar tiempo con la pareja y disfrutar del cielo abierto. Afortunadamente, estas plazas suelen ser mantenidas y regadas con frecuencia. Si te diriges en el horario de riego (por ejemplo, en Plaza Sarmiento es entre las 19:00 y las 20:00) podrás tener un sutil refresco totalmente gratuito. Si crees que la refrescada será intensa, llevar toalla (también puedes llevar un jabón y un poco de shampoo ya que estás)


  2. Ir a un local del centro a hacerte el que vas a comprar

    Todo local del centro está esperanzado en vender. Y sí, vos puedes jugar con esa ilusión de los que atienden. Simplemente ingresá a esos locales que tienen aire acondicionado y hacé todas las preguntas que puedas acerca de todos los productos que veas. Una vez que hayas agotado todos los recursos y la paciencia del vendedor, puedes tranquilamente decir el clásico “bueno, paso más tarde” y dirigirte al local de al lado. Esta técnica es muy eficaz porque los locales son prácticamente interminables.


  3. Hacerte amigo de una persona con pileta

    No, no es usar a tu “amigo”. Es usarle la pileta. Esta técnica es arriesgada porque las personas que tienen pileta en la casa han aprendido a detectar impostores que sólo desean disfrutar de sus instalaciones. Es decir que tienes que ser cauteloso a la hora de ganarte su amistad: detectar sus gustos y preferencias y seguir la corriente es la base del éxito. Por ejemplo, si sos de Boca y tu presa amigo es de River, te conviene ocultar tu preferencia futbolística y hasta, por qué no, decir que sos fiel seguidor del Millonario. Si te sale bien la jugada, podrás tener un verano lleno de diversión y siestas frescas. Tené cuidado con amigarte demasiado, ya que el poseedor de la piscina puede algún día solicitarte que caigas con una bebida fresca y eso implicaría un gasto de dinero.


  4. Mojarte la cara y salir a correr en contra del viento

    Bueno, es una técnica algo antigua (creo que de los ’60) y en desuso ya que requiere de mucha concentración y trabajo físico. Consta en embeber tu rostro con agua de temperatura ambiente, preferentemente de la canilla, y salir a dar un leve trote en dirección contraria a la del viento. Sentirás de manera casi instantánea una sensación parecida a cuando te paras de frente a un aire acondicionado. No es recomendable para todos los días, pero para salir de apuro durante una tarde puede funcionar. Onofre Paz fue fiel hacedor de esta técnica y cuentan que así se inspiró para escribir “Ciudad de La Banda” mientras iba recorriendo los lugares con sus pantalones cortos.


  5. Visitar a esos parientes ancianos que no ves nunca

    Todos tenemos parientes algo viejitos que ya no vemos hace años por alguna disputa familiar o porque simplemente son tan lejanos que no recuerdas exactamente como es que llegaron a establecerse lazos parentescos. Pero no importa, porque nunca es tarde para volverlos a visitar. Ir hacia la casa de la “tía Marcela” siempre fue una buen excusa para ligar aire acondicionado gratis, ya que al ser señora mayor no puede bancarse el atroz verano. Esta técnica conlleva un riesgo menor: que el pariente no acceda a encender su aire. Para eso, simplemente debemos instarlo a tomar mate o café bien caliente, de esa manera sofocaremos el ambiente y ¡voilà! ya tenemos el aire acondicionado enfriando nuestro vil espíritu.


De esta manera finalizamos los consejos para conseguir un verano fresco y sin gastar una sola moneda. Próximamente estaremos publicando para la gente de la otra vereda, “cómo detectar a una persona que solamente quiere colearte el aire acondicionado y/o la pileta”. Muchas gracias.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe el número *